abril 10, 2011

La civilización de Mesopotamia

Mesopotamia o "país entre ríos", como lo llamaron los griegos, comprendía el amplio territorio ubicado entre la meseta de Irán y los desiertos de Siria y Arabia. Surcan este espacio dos grandes ríos: Éufrates y Tigris, que nacen en las montañas de Armenia, recorren el país de norte a sur y desembocan en el Golfo Pérsico. El largo trayecto recorrido los hace ricos en limo, que al ser depositado en la desembocadura, transforma a la región en un espacio ideal para la agricultura, posibilitando la instalación de variados pueblos cuyo aporte conjunto dieron origen a una brillante civilización.

Mapa de Mesopotamia

Evolución histórica
Organización socio-política y económica

La familia monogámica era la base de una sociedad en la que existían tres grupos sociales bien diferenciados:
  • Aristocracia. Correspondía a un cierto grupo de familias ricas y poderosas de donde salían los funcionarios de cierta jerarquía, como sacerdotes, consejeros, embajadores y jefes militares.
  • Hombres libres. Eran los trabajadores productivos de la ciudad, entre los que se encuentran los arquitectos, escribas, mercaderes, artesanos y alfareros.
  • Esclavos. Eran en su mayoría propiedad del templo, del palacio o de los ricos. Integraban en este grupo los prisioneros de guerra y los deudores.
A la cabeza de esta sociedad se encuentra el rey, cuyo carácter absoluto deriva del gran dios creador. Como su representante en la Tierra, era primer sacerdote, jefe del ejército y del aparato administrativo. Para cumplir estas funciones contaba con una numerosa burocracia.

Si bien la prosperidad dependía del esfuerzo comunitario, dos ocupaciones eran vitales: la agricultura y el comercio. La primera se basaba en el cultivo de la cebada, el trigo y las legumbres, además de olivos, palmeras y vid. La tierra era propiedad del Estado y de los templos, aunque también existían propiedades particulares.

La agricultura generaba excedentes de cereales y la ganadería abundante lana, sin embargo no tenían madera, piedras ni metales, todo lo cual era traído desde otros lugares, como Arabia y la India (maderas, marfil, cobre, oro y piedras semipreciosas), de Siria (madera de cedro y ciprés) y de Asia Menor (cobre y plata).

Religión y creencias

La religión de Mesopotamia era politeísta y sus rasgos fundamentales fueron desarrollados por los sumerios, quienes agrupaban a sus dioses en tríadas. Sus máximas divinidades eran Anu (Rey de la creación), Enlil (Señor de los hombres) y Ea (Dios de las aguas), a quien se atribuye la creación de todos los dioses, del mundo, de los hombres y de la organización política. Cada ciudad tenía su dios titular, y cuando una de ellas lograba imponer su supremacía sobre las otras, el dios local derivaba hacia lo nacional. Tal es el caso de Marduk, dios de Babilonia, el cual se impone sobre las otras divinidades locales.

La religión mesopotámica puede ser considerada como mágica, ya que los sacerdotes eran adivinos hereditarios que predecían el porvenir, interpretaban oráculos, explicaban los sueños, practicaban la astrología y ofrecían sacrificios.

Aportes culturales

Mesopotamia no contó con edificaciones de piedra, ya que empleaban el barro, en forma de adobes o ladrillos, como material básico. Se desarrolló un rico arte decorativo para el cual utilizaron la cerámica vidriada. Sus mayores edificaciones, como palacios y templos, se levantaban sobre plataformas o terrazas, destacándose el ziggurat o pirámide escalonada, formada por varios cuerpos que eran utilizados para los actos religiosos o para la observación del cielo.

Esquema de un ziggurat
Los sumerios fueron los primeros astrónomos y astrólogos que estudiaron y definieron los movimientos lunares, inventaron los signos del zodíaco y precisaron la duración del año en 365 días y 6 horas, con 12 meses lunares. En matemática, inventaron la división sexagesimal del círculo y crearon un sistema de pesos y medidas; inventaron el ladrillo, la irrigación artificial, la rueda, el arado y la metalurgia del cobre y el bronce.

Pero su gran logro fue la invención de la escritura. Gracias a ella ha sido posible la transmisión del pensamiento y la experiencia a las futuras generaciones. Era un sistema complejo que llegó a tener 700 signos o pictografías. Primero fueron de carácter ideográfico (signos) y luego fonéticos (sonidos). Para hacer los trazados utilizaban cañas de punta triangular que daban a los signos forma de cuña (cuneiforme). Esta escritura permitió el registro de la Epopeya de Gilgamesh, una de las grandes obras de la literatura mesopotámica.

Código de Hammurabi
En materia de derecho, se caracterizaron por su respeto a la ley y la justicia a través de una serie de reglamentos, edictos y códigos, de los cuales se destaca el Código de Hammurabi, que regula la organización social y se definen los aspectos de derecho penal, entre otros.
"Un intelectual que no comprende lo que pasa en su tiempo y en su país es una contradicción andante; y el que comprendiendo no actúa, tendrá un lugar en la antología del llanto, no en la historia viva de su tierra." Rodolfo Walsh (1927-1977), periodista, víctima de la dictadura militar argentina
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...